Skip to main content
En nuestro quehacer diario a veces les preguntamos a nuestros clientes, en un tono lo más simpático posible, si su perro se llama “NO”.
Les decimos “NO” a nuestros perros demasiado a menudo. Abusamos de la negativa en vez de preocuparnos por desarrollar la capacidad del perro para tomar decisiones más adecuadas a las circunstancias.
Y por supuesto que en La Llamada de Buck – Educación Canina somos firmes defensores del establecimiento de límites en el comportamiento de nuestros perros. Nos parece de suma importancia para su maduración emocional que aprendan, por ejemplo, a tolerar que no siempre es posible alcanzar o hacer lo que desean.
Bien porque lo que desean puede ser en si mismo aceptable, pero inconveniente en un momento o lugar concretos. O bien, porque directamente puede ser peligroso para ellos mismos o para terceros. Para estas situaciones, de hecho, tenemos nuestro propio itinerario de enseñanza del “NO”.
Pero al margen de lo anterior, existen muchas situaciones cotidianas en las que deberíamos dejar de lado el “NO” para apostar por un “SI… CON CONDICIONES”.
– En vez de “no saltes”, “puedes saludarme, pero con la condición de que ambos estemos cómodos”.
– En vez de “no te alejes”, “puedes alejarte, pero con la condición de que mantengas un mínimo de atención sobre donde me encuentro”.
– En vez de “no muerdas”, “puedes morder, pero con la condición de que sea el juguete adecuado”.
– En vez de “no jugamos”, “jugamos, pero con la condición de que cumplamos unas sencillas normas para que todos disfrutemos del juego”.
– En vez de “no olfatees, no intentes alcanzar ese árbol, no, no, no, etc …”, “si podrás hacerlo… pero con la condición de que … ”.
Claro. Lo anterior no es tan fácil como cambiar el lenguaje.
Por supuesto, en primer lugar, hay que valorar si como alternativa al “NO” existe un “SI CON CONDICIONES”. Siendo calmados y un poco imaginativos, nos daremos cuenta de que esto es posible en muchas más ocasiones de las que en un principio pueda parecernos.
Y en segundo lugar debemos dedicar tiempo y entrenamiento para que, de manera progresiva, nuestro perro aprenda a cumplir esas condiciones sin sufrir malestar, estrés o frustración.

Conoce nuestros servicios relacionados con el entrenamiento de la gestión emocional canina

Jon Arraibi

Jon Arraibi

Director Técnico del Centro de Educación Canina y Formación Técnica La Llamada de Buck que se encuentra en Castro Urdiales (Cantabria). Docente / Instructor acreditado para formación del Gobierno Vasco en la formación de nuevos adiestradores y educadores caninos. Asesor Técnico Profesional de la Dirección General de Derechos de los Animales (Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030). Responsable del podcast centrado en el mundo del perro "La llamada de Buck". Periodista especializado en el medio natural. Psicopedagogo y Profesor.