Skip to main content

Para que un cachorro sea un adulto sociable con los de su especie … ¿Debe conocer al máximo número de perros posibles en sus primeros meses de vida?

La anterior idea tiene importantes matices:

 

Socialización con otros perros: Más no siempre es mejor

Cuando hablamos de encuentros con otros perros a edades tempranas deberíamos tener en cuenta que MÁS (Perros) no siempre es MEJOR (Socialización).

Únicamente, MEJOR es MEJOR.

Y por ello es tan importante diferenciar que perros son los que pueden otorgarle a nuestro cachorro experiencias y aprendizajes saludables.

En este sentido incluiríamos, sin duda, el favorecer al máximo que nuestro pequeño se relacione con otros cachorros de su edad.

Pero incluso en estos encuentros entre cachorros, aparentemente exentos de riesgos, es importante supervisar que el encuentro transcurra de forma beneficiosa para todos:

 

Supervisión y beneficios para todos los cachorros

Por eso a la hora de que nuestro cachorro se relacione con otros, hemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

  • Cachorros de la misma edad pueden mostrar importantes diferencias de tamaño, psicomotricidad, fuerza o energía. Y ello puede llevar a que alguno de los participantes se sienta abrumado.

 

  • La sobreexcitación o el cansancio son fuente potencial de problemas durante el juego. A medida que maduran, los perros cuentan con sus propios mecanismos de tiempo muerto para que el juego no se salga de madre. Habitualmente, uno de ellos se detiene y se tumba, el otro le imita, descansan un par de minutos, rebajen la emocionalidad, recuperen el aliento y prosiguen el juego con seguridad. En los cachorros este mecanismo se va desarrollando progresivamente y les realmente difícil parar por si mismos a partir de determinados umbrales emocionales. Cuando el cansancio o la excitación aparezcan, seremos nosotros los que con tranquilidad detendremos el juego y les separaremos durante unos minutos, para después, proseguir con la interacción.

 

  • Parte del encanto del juego es que los roles de los participantes varíen. Te persigo y después me persigues, me pongo encima y ahora me pongo debajo … Cuando uno de los cachorros se pasa la mayor del tiempo revolcado por otro, debemos estar atentos a si se siente superado o, por el contrario, sigue disfrutando del juego. Para comprobarlo, podemos retirar con tranquilidad a ambos cachorros, separarlos unos instantes y liberar al que se encontraba la mayor parte del tiempo debajo. Si acude despreocupado a reanudar el juego con su amigo, no hay problema.

 

  • Tan importante es proteger a nuestro cachorro de una mala experiencia retirándole de la situación, como supervisar que no sea nuestro pequeño quien se comporta de manera inadecuada o abusiva con otro perro. Llegado el caso, lo retiraremos con tranquilidad, lo alejaremos y, una vez se encuentre más tranquilo, le permitiremos volver a relacionarse.

 

En La Llamada de Buck todas las semanas realizamos clases grupales para cachorros. Tu cachorro se divertirá, aprenderá junto a ti y muchos otros perros de su edad de una forma saludable y segura.

Cada perro es único. Nuestros itinerarios educativos también

EDUCACIÓN TEMPRANA CACHORROS

ITINERARIO PERROS JÓVENES

Jon Arraibi

Jon Arraibi

Director Técnico del Centro de Educación Canina y Formación Técnica La Llamada de Buck que se encuentra en Castro Urdiales (Cantabria). Docente / Instructor acreditado para formación del Gobierno Vasco en la formación de nuevos adiestradores y educadores caninos. Asesor Técnico Profesional de la Dirección General de Derechos de los Animales (Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030). Responsable del podcast centrado en el mundo del perro "La llamada de Buck". Periodista especializado en el medio natural. Psicopedagogo y Profesor.